¿Eres supersticioso y te preocupan los mitos que rondan a los gatos?¿Desconoces dónde y cuándo se originan los mitos y las leyendas sobre los gatos negros, y qué relación tienen con Halloween? ¿Quieres saber qué hay de cierto detrás de todas estas historias?

Toma asiento, ponte cómodo y prepárate para separar la ficción de la realidad en esta noche de terror y oscuridad. Te explicaré los mitos que relacionan a los gatos con la noche de brujas, sus orígenes y cómo se han ido transformando hasta los mitos y supersticiones que existen hoy en día. Y te mostraré la asociación real que hay entre estos espectaculares animales y Halloween.

¡Sigue leyendo si quieres saber más!

foto de gato negro con un dibujo de un sombrero de bruja encima y un dibujo de escoba al lado, y con el titulo de mitos y leyendas de gatos negros y halloween

Mitos y supersticiones: Origen de las leyendas felinas

Mitología egipcia

El inicio de los mitos sobre los gatos tiene inicio en la antigua mitología egipcia (entre los siglos XXXII y IV a.C.). En aquella época, veneraban a los gatos y tenían un estatus muy elevado, debido a que se les relacionaba con la diosa Bastet (representada como una mujer con cabeza de gato). Bastet era la deidad del hogar, la fertilidad, el placer y la protección. Por este motivo se consideraba a los gatos como protectores del hogar, y se pensaba que traían buena suerte a sus hogares, sobre todo en ámbitos como la fertilidad. En esta cultura se les tenía un gran aprecio y respeto que, por desgracia, ninguna otra cultura ha logrado equiparar.

estatua retrato de bastet, diosa egipcia con cabeza de gato
Estatua que representa a la diosa Bastet. Tomada de «Fritz_the_Cat» en Pixabay.com

Mitología celta

Por desgracia, la imagen de los gatos empezó a deteriorarse con la llegada de los celtas a Europa (entre el siglo VIII y el I a.C.). En esta época se empezó a asociar a los gatos, especialmente a los gatos negros, con las maldiciones y las brujas, y con la temporada de Halloween (puesto que esta festividad también tiene origen en esta cultura).

  • A finales de octubre los celtas celebraban el Samhain, una festividad para celebrar el fin de las cosechas, y en la que también recordaban y honraban a los seres queridos fallecidos. Esta festividad fue el origen del Halloween o Noche de Muertos que conocemos hoy en día.
  • Por otro lado, en la mitología celta existían unos seres llamados Cait Sith, que eran unos gatos negros gigantes con una mancha blanca en el pecho. Se pensaba que estos seres eran en realidad brujas transformadas, y que tenían la capacidad de robar almas humanas si pasaban por encima de un cadáver antes de ser enterrado (por este motivo el cuerpo era vigilado hasta el momento del entierro). Se creía que las brujas podían transformarse en estos gatos un total de 9 veces, siendo esta última vez una transformación definitiva, quedando atrapadas en el cuerpo del Cait Sith para siempre (he aquí el origen del mito de las 9 vidas del gato).
  • La festividad del Samhain se junta con los Cait Sith porque los celtas también pensaban que, en la noche de Samhain, los hogares que dejaran un plato de leche en el portal serían bendecidos por estas criaturas. Sin embargo, aquellas casas que no lo hicieran, serían maldecidas secando a sus vacas, es decir, haciendo que sus vacas dejaran de producir leche.

Como ves los gatos fueron una parte muy importante de la mitología celta, pero por desgracia no como algo positivo, sino adquiriendo una imagen de seres tenebrosos con poderes mágicos oscuros y asociados a otras criaturas maléficas, las brujas.

celebracion nocturna de gente con gran hoguera similar al samhain celta
Representación de fiesta celta. Imagen tomada de «Michael Panse» en Flickr.com

Época medieval

Llegados a este punto toca desmentir un mito. Se cree que en la época medieval, al ser elegido Gregorio IX como nuevo papa, este inicio una persecución sin medida sobre los gatos, especialmente los gatos negros. Se cree que el papa Gregorio IX proclamó que los gatos eran encarnaciones del Diablo y que acompañaban a las brujas, por lo que se debían perseguir, cazar y sacrificar para impedir desgracias. Incluso se dice que, si una familia acogía a un gato en su hogar, los miembros podían ser detenidos y condenados a ser quemados en la hoguera. Esta supuesta exterminación masiva de gatos condujo a la proliferación de roedores en las calles, que iniciaron la pandemia de la Peste Negra en todo el mundo.

Pero como te he mencionado antes, esto es todo un bulo. Hay estudios que demuestran que nada de esto es cierto, y que en la época medieval los gatos mantuvieron su población estable, e incluso la gente y las iglesias los tenían de mascotas para controlar las plagas de roedores. Además, la Peste llegó más de 100 años después de que llegara al poder el papa Gregorio IX.

gato acechando un raton
Imagen tomada de «Alexas_Fotos» en Pixabay.com

Lo que sí es cierto es que, a principios del siglo XIII, un clérigo alemán llamado Conrado de Marburgo ejerció como un terrible y cruel inquisidor. Entre otras cosas perseguía a las sectas satánicas, y denunció ante el papa Gregorio IX la existencia de una secta de Maguncia que ejercía ritos satánicos. En uno de estos ritos aparecía una estatua de un gato negro que cobraba vida e incitaba a los participantes a iniciar una orgía. Ante esta denuncia, el papa publicó un documento llamado Vox in Rama dirigido al rey alemán, en el que le ponía al tanto de las supuestas actividades heréticas de Maguncia para que tomara medidas en el asunto. Pero en ningún momento ninguno de estos personajes incitaron el exterminio de los gatos.

Sí que en algunas ocasiones, en la Edad Media, se cazaron a los gatos, pero de forma muy puntual y como fuente de alimento al pasar temporadas de hambruna. Y en ningún momento supuso una masacre que mermara la población felina, produjese la proliferación de roedores, y fuera el inicio de la Peste Negra.

Toda la información sobre la explicación de este falso mito la puedes encontrar en National Geographic, en su artículo de «El mito sobre la Peste Negra«. Aunque la persecución de los gatos en la Edad Media por ser seres diabólicos sea falsa, mucha gente cree que esta historia es cierta, y esto a contribuido a las supersticiones que siguen habiendo hoy en día detrás de los gatos negros.

Obras culturales y mitología felina

Libros y obras literarias

Las leyendas y mitos que se esconden detrás de los gatos negros y que tienen sus orígenes en civilizaciones pasadas, han permitido la creación de grandes obras literarias por parte de importantes autores que, si bien son obras realmente buenas, no han ayudado a limpiar la imagen de los gatos.

¡Alerta, a continuación se resumen estas obras literarias y pueden haber spoilers! Si tienes pensado leerlas mejor sáltate este apartado

«El gato negro» – Edgar Allan Poe

retrato de edgar allan poe
Retrato de Edgar Allan Poe. Imagen tomada de «WikiImages» en Pixabay.com

En este relato de terror se narra la historia de un hombre que vive junto a su esposa y su mascota, un gato negro de nombre Plutón. El hombre cae en el alcoholismo y se vuelve muy agresivo cuando bebe. En uno de los ataques de ira por la bebida, mata a su gato Plutón, al cual su mujer tenía en gran estima. Un tiempo después aparece un gato de aspecto parecido a Plutón en la taberna en la cual el hombre estaba bebiendo, y decide acogerlo y llevarlo a casa para paliar los remordimientos que sentía. El gato se vuelve muy cariñoso con su mujer, y entonces al hombre le entran celos e intenta matar al animal con un hacha, pero durante el ataque por error termina matando a su mujer. Intentó ocultar el asesinato emparedando el cuerpo de su mujer junto al del gato detrás de la pared, pero cuando llegó la policía, el mismo lo destapó por error tras dar un golpe en la pared, y se lo llevaron para juzgarlo.

«Los gatos de Ulthar» – H. P. Lovecraft

En este cuento se narra la historia de por qué en el pueblo de Ulthar, existe una ley que prohibe matar a los gatos. En el pueblo habitaba una pareja de ancianos macabra que se dedicaba a matar a todos los gatos que se acercaban a su casa. La gente les tenía miedo, e intentaban evitar que sus mascotas salieran del hogar para evitar que se acercaran allí.

Un día llegó al pueblo una caravana de peregrinos, junto a los cuales viajaba Menes, un niño huérfano cuya única compañía era la de un gatito negro. Unos días después, al despertarse por la mañana, Menes no logró encontrar a su gatito, y se enteró de la existencia de esta pareja en el pueblo y de las atrocidades que cometía. El niño hizo una plegaria que nadie en el pueblo entendió, puesto que uso una lengua desconocida para ellos.

Al día siguiente, todos los gatos del pueblo habían desaparecido, y la gente no logró encontrar a sus mascotas, pero un día después todos aparecieron en sus hogares sanos y salvos, y con aspecto de haberse atiborrado de comida. Tras una semana la gente se percató de que no habían visto a la pareja de ancianos en bastante tiempo, y cuando acudieron a su casa, encontraron sus esqueletos sin rastro ninguno de carne. Los gatos se los habían comido. Tras este suceso se elevó la ley de prohibición de la matanza de gatos en el pueblo.

Películas y series de televisión

En el mundo del cine también han habido grandes títulos que, para bien o para mal, han sacado partida del estigma oscuro de los gatos. Por suerte, no en todos los casos ha sido de forma negativa.

«Sabrina, cosas de brujas»

En la popular serie de televisión de 1996, se caracteriza la típica bruja con poderes mágicos y con un gato negro parlante llamado Salem como mascota. Sin embargo, lejos de ser unos personajes malvados y aterradores, los caracterizan como una chica adolescente normal aprendiendo a usar sus poderes y un gato muy sabio que la ayuda en su proceso de aprendizaje. No usan su magia para el mal ni buscan hacer daño a nadie, y ambos personajes se ganaron el cariño del público.

«El retorno de las brujas (Hocus Pocus)»

Unos pocos años antes que Sabrina, en 1993, se estrenó esta película, donde aparece un gato negro también con la habilidad de hablar llamado Thackery Binx. Este gato realmente fue anteriormente humano, pero 300 años atrás dos brujas hermanas lo convirtieron en un gato inmortal. En la película, Binx ayuda a dos hermanos, Max y Dani, después de que estos resuciten accidentalmente a las hermanas Sanderson, las dos brujas que transformaron a Thackery Binx en el pasado. En la película se perpetúa la imagen de brujas malvadas, pero se muestra al gato negro como un ser amigable que ayuda a la gente.

Estas series ayudaron a limpiar la imagen de los gatos negros que había en la población.

Aunque fuera del contexto de las brujas y Halloween, los gatos negros cogieron popularidad e hicieron múltiples apariciones en televisión, como en Los Simpsons con la aparición de Pica del programa televisivo Rasca y Pica, el gato Silvestre de la serie de Piolín, o Fígaro el gato negro de Geppetto en Pinocho.

La realidad de los gatos negros tras los mitos

Si nos paramos a analizarlo de forma científica, ¿Qué hay de cierto detrás de los mitos de los gatos negros? ¿Son realmente animales con mal carácter? ¿Atraen como se dice la mala suerte a quien los tenga? Como ya estarás imaginando, ninguna de estas suposiciones es cierta.

Genética: Producción de melatonina

La única y principal diferencia entre un gato negro y uno de otro color es precisamente esto, la coloración de su pelaje, la cual se basa en la genética de cada animal. En el ADN de cada individuo se marca la cantidad de melatonina que producirán sus células y, por tanto, que tendrá el pelo. Los gatos negros producen un exceso de melatonina, y por eso su pelo tiene la coloración más oscura. Los gatos blancos, por el contrario, tienen una deficiencia de melatonina, por lo que sus pelos tienen ausencia de color.

Aunque la producción de melatonina no tiene por qué tener relación con el comportamiento del gato, algunos estudios han descubierto asociaciones entre ciertos caracteres y determinados genes relacionados con el pelaje. Al contrario de lo que aluden las supersticiones del gato negro, la realidad es la contraria. Un estudio de la Universidad de California Davis descubrió una relación entre el carácter dócil y amigable de los gatos con un gen relacionado con el pelaje oscuro, lo que significaría que los gatos con este gen suelen convivir mejor con otros felinos y suelen ser más dócil. Y este gen se ha encontrado en mayor medida en gatos de pelo negro.

Esto no significa que no pueda haber gatos negros con mal carácter, o que gatos con el pelo blanco o de otro color no puedan ser dóciles o amigables con otros gatos. Únicamente significa que los gatos con este gen de docilidad, que muchas veces se encuentra en gatos de pelaje oscuro, los hace más predispuestos a desarrollar este carácter dócil. Pero al final lo que más influencia tiene en el carácter y el comportamiento de un animal, más allá de su predisposición genética, es el entorno en el que se cría y las experiencias vividas.

27 de Octubre: Día Internacional del Gato Negro

Debido a la estigmatización que hay de los gatos negros desde hace años, estos animales son muchas veces rechazados por parte de la población. Esto ha ocasionado que sean de los más afectados por el abandono y el maltrato, acumulándose cada vez más gatos negros en los refugios y las protectoras.

Por este motivo, en 2011, en Estados Unidos se decidió crear el 27 de octubre el Día Internacional del Gato Negro, o National Black Cat Day, como se conoce en inglés. Esta festividad se creó con el objetivo de concienciar a la población, desestigmatizar al gato negro, y favorecer su adopción en los refugios.

Esta festividad ya ha tenido una gran acogida en muchos países y cada vez se está extendiendo más.

Beneficios reales que nos aportan los gatos

Para dejar un poco de lado el terror y la oscuridad de Halloween, y su asociación con los gatos negros, te voy a hablar de los beneficios que aportan los gatos a la salud de las personas, y que probablemente desconozcas.

  • Reducen el estrés y mejoran la salud cardiaca: Hay estudios que demuestran que la interacción con los gatos es capaz de reducir los niveles de estrés de una persona al reducirse la producción de cortisol. Esto también se ve influenciado por el ronroneo de los gatos y el tacto de su pelaje, que nos activan unas ondas cerebrales que se traducen en calma y relajación. Al reducir el estrés también se reduce nuestra presión sanguínea, disminuyendo así el riesgo de sufrir alteraciones cardiovasculares derivadas de la hipertensión.
  • Reparación tisular: Otros estudios han demostrado que el ronroneo de los gatos produce unas vibraciones sonoras que son capaces de reparar tejidos blandos, tendones y músculos. Incluso pueden ayudar a reducir la sensación de dolor y mejorar la densidad ósea en personas con problemas de este tipo.
  • Felicidad y salud mental: Se ha demostrado científicamente que visualizar fotos y vídeos de gatos aumentan la liberación de oxitocina en el cerebro, produciendo sensación de felicidad, bienestar, alegría y esperanza. Esta liberación de oxitocina puede ser muy beneficiosa en personas con determinados trastornos mentales, como las que sufren depresión o autismo. En personas con estos trastornos es muy recomendable tener mascotas, especialmente gatos.

Estos son solo algunos de los beneficios que proporciona tener un gato de compañía, pero hay muchos más, y si tienes gato seguro que lo sabes bien.

mujer acariciando a gato tricolor gris
Imagen tomada de «Sam Lion» en Pexels.com

Actualidad: ¿Sigue habiendo superstición con los gatos negros?

Por desgracia, así es. Aunque cada vez menos, todavía hay gente que cree en estos mitos y leyendas urbanas que rodean a los gatos negros, y siguen teniendo rechazo hacia ellos. Esto se traduce en mayor porcentaje de abandono de estos animales, y menor probabilidad de adopción de los gatos negros de los refugios.

Y no se acaba aquí el problema. Se conoce que desde hace muchos años, en octubre y la época que rodea a Halloween hay gente macabra, despiadada y desalmada por las calles que buscan gatos, mejor si son negros, para realizar actos realmente despreciables. En ocasiones, estas personas pertenecen a sectas satánicas, y buscan gatos negros para torturarlos y sacrificarlos en nombre del Diablo en esta época del año. Aunque parezca algo de ciencia ficción propio de películas de terror, por desgracia, es la realidad, y se han dado muchísimos casos.

Por este motivo, la mayoría de protectoras y refugios de animales ya evitar poner a los gatos negros en adopción en esta época, por lo que si quieres adoptar un gato negro, es probable que no puedas hacerlo en fechas próximas a Halloween, y con buen motivo. De esta forma se busca protegerlos de que sean adoptados por estas personas malvadas, y que puedan acabar sufriendo un destino horroroso. De la misma forma, si tienes gatos libre acceso a la calle, te recomiendo que no les dejes salir en los días próximos al 31 de octubre, ya que alguien podría querer hacerles daño. Por su seguridad, mejor en estas fechas que los gatos se queden en casa a buen resguardo, y ya saldrán a disfrutar de la calle de forma segura pasada esta época.

¿Conocías estos mitos y leyendas de los gatos negros? ¿Creías que alguna de ellas podía ser real? ¿Sabías del origen de estas historias y cómo ha ido evolucionando la imagen del gato negro? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios! Y no dudes en consultar nuestros otros artículos, consultarnos tus preguntas o dejarnos tu consejo contactando a través del formulario de contacto. ¡Gracias siempre por tu apoyo!

Comparte esto:

0 comentarios

Dejanos un comentario